Amat se ríe de todos

Amat se ríe de todos

Elena Torres

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, se ríe de todos nosotros. Ya vamos para dos meses desde que Vox expulsara de sus filas a dos de sus tres concejales en aquel municipio, precisamente los dos que cuentan con cartera en el gobierno gracias al pacto entre PP y la formación ultraderecha, y todo sigue igual. 

Impulsado por la oposición, se ha celebrado pleno en el segundo municipio más importante de la provincia, y Amat sigue sin aclarar nada o mejor enredando en no se qué juego malabar la ‘consistencia’ de que se puede mantener el pacto de gobierno y a la vez los cargos de los dos concejales, ahora en el Grupo de No Adscritos.

Este viejo de la política sabe que su formación no puede sacar los asuntos adelante sólo con el único concejal de Vox que se ha quedado en Roquetas de Mar y pretende hacer ‘compatible’ el pacto que alcanzó con esta formación tras las municipales con la suma que sí le proporcionan los dos ediles que siguen con cartera pero sin partido político aunque ávidos de dinero, -no olvidemos que todo el lío se generó por una subida de sueldos que compatibilizan con sus negocios-, algo que parece sí les puede proporcionar. Aunque uno entiende que, en aquel pacto, también se puso sobre la mesa la cesión de dos áreas que ahora ya no tiene Vox.

Amat va a dejar que el tiempo pase. Prefiere que ‘se maten’ entre ellos, aunque la discordancia la genere él. Está por ver, si el partido de Abascal va a permitir que se salga con la suya o en aras de esa pulcritud que dicen tener sobre la política van a dar el paso de romper públicamente con él. Desde luego, la situación como está es incongruente y pretender buscar una justificación es reírse en nuestra cara.

Comentarios Disqus