El colectivo La Confluencia presentará ‘Prófugas’ este sábado en el Teatro Apolo

Jue, 13/02/2020 - 17:56
Consta de dos piezas, ‘N392 Camille Claudel’, con texto de Germán Jiménez, y ‘Diario de una prófuga’, de Juana Escabias, unidas por el dolor, la música y la danza
Prófugas

ALMERÍA.- La danza, el teatro y la música son los elementos con los que el Colectivo La Confluencia viene deleitando al público desde su nacimiento en 2014. El Teatro Apolo recibirá este sábado, 15 de febrero, su nueva propuesta escénica, bajo el nombre de ‘Prófugas’. La cita, que comenzará a las 21.00 horas, forma parte del ‘Invierno Cultural’ puesto en marcha por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almería, en esa línea constante de apoyo y promoción de los creadores almerienses.

El ritmo de venta de localidades está siendo muy alto y todo apunta a que se puede colgar una vez más el cartel de ‘no hay billetes’. Las entradas disponibles se encuentran a la venta tanto en la taquilla municipal situada en el Teatro Apolo, como en la página web www.almeriaculturaentradas.es y también lo estarán en la propia taquilla del Apolo desde dos horas antes del comienzo de la representación. Tienen un precio único de 12 euros.

‘Prófugas’ son dos piezas, ‘N392 Camille Claudel’, con texto de Germán Jiménez, y ‘Diario de una prófuga’, de Juana Escabias, unidas por el dolor, la música y la danza. Camille Claudel, que pasó los últimos treinta años encerrada en el manicomio de Montdevergues, deseaba morir y escapar. Allí murió en 1943. Olvidada por todos. Fue enterrada en una tumba sin nombre, bajo el número 392. Casi medio siglo después sus obras renacieron y asombraron. El mundo tardó en reconocer a la escultora más allá de la amante de Rodin.

‘Ella’, la protagonista de ‘Diario de una prófuga’, es una mujer que huye de su vida. Es la historia de una mujer que ha perdido a su marido. Vivir desata en ella el remordimiento. No poder devolver a la vida al ser que perdió remueve en ella la culpabilidad. Prefiere escapar, huir del hecho de que tiene que vivir, aposentarse en el pasado.

Prófugas que escapan de la vida a golpe de dolor. Sus historias, bailadas por Leticia Valle con la música original compuesta e interpretada por Juan Manuel Cidrón y Chencho Nzo e interpretadas por Antonio Gómiz, Basilio Romero y Ascensión Rodríguez, emocionan en este montaje que fusiona danza contemporánea, música en directo y teatro de texto. 

El colectivo escénico La Confluencia nace a raíz del espectáculo ‘Mudanzas’. Aunque sus integrantes hayan trabajado juntos anteriormente en otras compañías de teatro profesionales, en 2014 deciden constituir este colectivo con el leitmotiv de confluir en sus montajes varios lenguajes artísticos como la poesía, la danza, la pintura y la música. En estos años han estrenado otras obras como ‘Mujeres encontradas’, sobre la obra escultórica, poética y fotográfica de Fernando Beltrán, ‘N392 Camille Claudel’ o ‘Nunca El Silencio’, sobre Conchita Robles.

 

Comentarios Disqus