Javier salvador

Catalunya independiente constitucionalmente

Vamos por partes para no liarnos con las negociaciones que se llevan a cabo para formar el Gobierno de España. Por partes para no ser pasto de populismo y no convertirnos en víctimas de aquellos que quieren que unos salgan a las calles envueltos en esteladas, ikurriñas o estreleiras gallegas, mientras otros piden lo mismo pero con banderas españolas. Lo primero que debemos tener claro es el derecho de autodeterminación de los pueblos.

Catalunya independiente constitucionalmente

Vamos por partes para no liarnos con las negociaciones que se llevan a cabo para formar el Gobierno de España. Por partes para no ser pasto de populismo y no convertirnos en víctimas de aquellos que quieren que unos salgan a las calles envueltos en esteladas, ikurriñas o estreleiras gallegas, mientras otros piden lo mismo pero con banderas españolas. Lo primero que debemos tener claro es el derecho de autodeterminación de los pueblos.

Catalunya independiente constitucionalmente

Vamos por partes para no liarnos con las negociaciones que se llevan a cabo para formar el Gobierno de España. Por partes para no ser pasto de populismo y no convertirnos en víctimas de aquellos que quieren que unos salgan a las calles envueltos en esteladas, ikurriñas o estreleiras gallegas, mientras otros piden lo mismo pero con banderas españolas. Lo primero que debemos tener claro es el derecho de autodeterminación de los pueblos.

Oportunidades de la adversidad para Carboneras

Almería es una provincia que tiene que empezar a tener muy claro que su actual tejido político no brilla precisamente por tener ideas geniales que permitan desbloquear viejos o nuevos proyectos que puedan dar luz a esos anhelos y necesidades, o sencillamente convertir las adversidades en verdaderas oportunidades.

Oportunidades de la adversidad para Carboneras

Almería es una provincia que tiene que empezar a tener muy claro que su actual tejido político no brilla precisamente por tener ideas geniales que permitan desbloquear viejos o nuevos proyectos que puedan dar luz a esos anhelos y necesidades, o sencillamente convertir las adversidades en verdaderas oportunidades.

Oportunidades de la adversidad para Carboneras

Almería es una provincia que tiene que empezar a tener muy claro que su actual tejido político no brilla precisamente por tener ideas geniales que permitan desbloquear viejos o nuevos proyectos que puedan dar luz a esos anhelos y necesidades, o sencillamente convertir las adversidades en verdaderas oportunidades.

Oportunidades de la adversidad para Carboneras

Almería es una provincia que tiene que empezar a tener muy claro que su actual tejido político no brilla precisamente por tener ideas geniales que permitan desbloquear viejos o nuevos proyectos que puedan dar luz a esos anhelos y necesidades, o sencillamente convertir las adversidades en verdaderas oportunidades.

Mira a Portugal no a Cataluña

Estamos escuchando tantas gilipolleces por la construcción del nuevo gobierno de España, que cualquier día de estos soy capaz de ponerme a escribir sin darme cuenta de que se van a escapar algunos tacos o palabras malsonantes, que manda huevos que a estas alturas y después de escuchar y leer titulares de los apocalípticos de la ultraderecha, tengamos que estar guardando las formas.

Mira a Portugal no a Cataluña

Estamos escuchando tantas gilipolleces por la construcción del nuevo gobierno de España, que cualquier día de estos soy capaz de ponerme a escribir sin darme cuenta de que se van a escapar algunos tacos o palabras malsonantes, que manda huevos que a estas alturas y después de escuchar y leer titulares de los apocalípticos de la ultraderecha, tengamos que estar guardando las formas.

Mira a Portugal no a Cataluña

Estamos escuchando tantas gilipolleces por la construcción del nuevo gobierno de España, que cualquier día de estos soy capaz de ponerme a escribir sin darme cuenta de que se van a escapar algunos tacos o palabras malsonantes, que manda huevos que a estas alturas y después de escuchar y leer titulares de los apocalípticos de la ultraderecha, tengamos que estar guardando las formas.